Noticias

Día Internacional del Lácteo

Los nutrientes, minerales y vitaminas que aportan los lácteos son imprescindibles para el desarrollo saludable 

La Federación Nacional de Industrias Lácteas (FeNIL) celebró el pasado 21 de junio la 58 edición del Día Internacional Lácteo (DIL) para promover las bondades de la leche y los productos lácteos, así como a animar a su consumo como parte fundamental de una alimentación rica en nutrientes y de calidad.

Durante la jornada se destacó la importancia del consumo de lácteos durante la infancia y el riesgo que supone una ingesta insuficiente de los mismos a cortas edades.

Así mismo, se reconoció la labor de Danone por impulsar que en la Dieta Mediterránea, reconocida por al UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, se contemplen los Productos Lácteos.

Para seguir una dieta equilibrada y saludable se recomienda consumir 2 raciones diarias entre el año y los 3 años. Durante la etapa preescolar y escolar, los niños deben tomar de 2 a 3 raciones diarias y los adolescentes deben ingerir entre 3 y 4 raciones del lácteos al día.

Los productos lácteos contienen los tres principios inmediatos, proteínas, hidratos de carbono y lípidos, así como determinados minerales y vitaminas. En relación a su contenido calórico, los lácteos son especialmente ricos en proteínas de alto valor biológico, calcio, zinc, yodo y vitaminas A, riboflavina y B12.

En el mundo existe una creciente demanda de leche y productos lácteos motivada por una población en crecimiento que cada vez desea tener mayor acceso a estos alimentos de calidad y con alto valor nutricional. Sin embargo, en España el consumo de lácteos disminuye.

Según el panel en hogares del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) de 2015, el consumo per cápita de leche apenas alcanza los 73 litros, un 0,3% menos que en el año anterior, situando a España en el 7º puesto en la Unión Europea. El español medio consumió en 2015 unos 8 kilos de queso, un 0,2% menos que en 2014, ocupando el penúltimo puesto en Europa seguido solo de Rumanía. Y el consumo de yogures y leches fermentadas, el otro gran grupo de productos lácteos, fue de 14 kilos por habitante y año, un 1,1% menos que en el año anterior y por debajo de la media europea.

Si te interesa conocer más sobre los lácteos visita la web  http://www.lacteosinsustituibles.es

<< Volver